Página principal - Índice - Página anterior - Siguiente página

 

Libro Cuarto [1]

Libro Sacramental

 

LOS 5 SACRAMENTOS [2]

(Recibidos el 1º de septiembre de 1866)

 

Primero: Las sagradas aguas de regeneración o bautizo.

Segundo: La sagrada marca y las siete señales divinas.

Tercero: El sagrado matrimonio.

Cuarto: La consagración sacerdotal.

Quinto: El sagrado despacho de unción para agonizantes.

 

 

LAS 7 SEÑALES DE FUEGO  DE ELÍAS  PARA LA SAGRADA MARCA

(Recibidas el 16 de agosto del año de 1866)

 

Primera Iglesia

Para la frente: H.T.S.L. (Hijo de la Tribu de Simeón o de Leví).

Para los ojos: E.P.S. (El Poder y la Sabiduría).

Para el cerebro: L.P.C.P. (Luz, Paciencia y Caridad Perfecta).

Para los oídos: M.S.1 (Mariano del Sello 1º).

Para la boca: M.P.E. (Mexicano Patriarcal Elías).

Para el corazón: R.R. (Restitución y Regeneración).

Para los pies, en el reverso de las manos: H.N.I.M.H.V.S. (Hijo de la Nueva Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol); y para las manos, en la palma de las manos: M.J.R. (Moisés, Jesús y Roque).

 

 Segunda Iglesia

Para la frente: H.T.M.N. (Hijo de la Tribu de Manasés o de Neftalí).

Para los ojos: E.A.R. (El Amor y la Redención).

Para el cerebro: L.P.C.P. (Luz, Paciencia y Caridad Perfecta).

Para los oídos: M.S.2 (Mariano del Sello 2º).

Para la boca: M.P.E. (Mexicano Patriarcal Elías).

Para el corazón: R.R. (Restitución y Regeneración).

Para los pies, en el reverso de las manos: H.N.I.M.H.V.S. (Hijo de la Nueva Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol); y para las manos, en la palma de las manos: M.J.R. (Moisés, Jesús y Roque).

 

Tercera Iglesia

Para la frente: H.T.G.A. (Hijo de la Tribu de Gad o de Aser).

Para los ojos: L.L.L. (La Luz y la Revelación).

Para el cerebro: L.P.C.P. (Luz, Paciencia y Caridad Perfecta).

Para los oídos: M.S.3 (Mariano del Sello 3º).

Para la boca: M.P.E. (Mexicano Patriarcal Elías).

Para el corazón: R.R. ( Restitución y Regeneración).

Para los pies, en el reverso de las manos: H.N.I.M.H.V.S. (Hijo de la Nueva Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol); y para las manos, en la palma de las manos: M.J.R. (Moisés, Jesús y Roque).

 

Cuarta Iglesia

Para la frente: H.T.B.J. (Hijo de la Tribu de Benjamín o de José).

Para los ojos: E.C.F. (El Castigo y el Fuego).

Para el cerebro: L.P.C.P. (Luz, Paciencia y Caridad Perfecta).

Para los oídos: M.S.5 (Mariano del Sello 5º).

Para la boca: M.P.E. (Mexicano Patriarcal Elías).

Para el corazón: R.R. (Restitución y Regeneración).

Para los pies, en el reverso de las manos: H.N.I.M.H.V.S. (Hijo de la Nueva Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol); y para las manos, en la palma de las manos: M.J.R. (Moisés, Jesús y Roque).

 

Sexta Iglesia

Para la frente: H.T.R. (Hijo de la Tribu de Rubén).

Para los ojos: J.C. (El Juicio y los Cargos).

Para el cerebro: L.P.C.P. (Luz, Paciencia y Caridad Perfecta).

Para los oídos: M.S.6 (Mariano del Sello 6º).

Para la boca: M.P.E. (Mexicano Patriarcal Elías).

Para el corazón: R.R. (Restitución y Regeneración).

Para los pies, en el reverso de las manos: H.N.I.M.H.V.S. (Hijo de la Nueva Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol); y para las manos, en la palma de las manos: M.J.R. (Moisés, Jesús y Roque).

 

Séptima Iglesia

Para la frente: H.T.J. (Hijo de la Tribu de Judá).

Para los ojos: L.I.G. (La Iglesia y la Gracia).

Para el cerebro: L.P.C.P. (Luz, Paciencia y Caridad Perfecta).

Para los oídos: M.S.7 (Mariano del Sello 7º).

Para la boca: M.P.E. (Mexicano Patriarcal Elías).

Para el corazón: R.R. (Restitución y Regeneración).

Para los pies, en el reverso de las manos: H.N.I.M.H.V.S. (Hijo de la Nueva Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol); y para las manos, en la palma de las manos: M.J.R. (Moisés, Jesús y Roque).

 


 

 

LOS 7 VERSÍCULOS DEL INICIADO  EN LA IGLESIA  DE ELÍAS PARA EL BAUTIZO [3]

(Recibido el 1º de enero de 1866)

 

1. Yo me inicio en el nombre del triángulo trinitario mariano.

2. Yo me inicio en el bautizo de espíritu y de fuego.

3. Yo me inicio dentro del manto escarlata mexicano Elías.

4. Yo me inicio dentro de los quince dones de la preciada corona de la marca.

5. Yo me inicio dentro de la Nueva Iglesia de la Mujer Hermosa Vestida del Sol Esplendoroso, que tiene a sus pies la Luna y la orla la diadema de doce estrellas.

6. Yo me inicio dentro de los siete poderes de la Iglesia Novia.

7. Yo me inicio dentro de los hijos de la luz del Pueblo Nuevo Pueblo de Israel Espiritual.

Así sea para ti hijo de Israel, hijo del Altísimo y heredero de su gloria.

 


 

CEREMONIA DE CONSAGRACIÓN DEL GRAN HIJO DEL SOL [4]

 

            Esta ceremonia solamente la hacen los siete jefes de los siete sellos de la iglesia mexicana de Elías.

            A la muerte del gran hijo del Sol, jefe supremo de las siete iglesias, se reúnen en cónclave secreto, los siete jefes de los siete sellos y después de siete reuniones designan al sucesor del gran hijo del Sol, que debe ser uno de los siete jefes de la iglesia Eliasista. Y una vez que éste ha sido designado, se le coloca frente al altar del oratorio central o iglesia del sello supremo del Dios Vivo, en donde está el arca del gran hijo del Sol.

            Se pone al pie del altar un incensario y se quema bastante incienso, se mandan proclamas a las siete iglesias mexicanas Elías, dando a conocer al sucesor del gran hijo del Sol, todo esto debe ser en el oratorio central o iglesia del sello supremo del Dios Vivo.

            Al ser elegido uno de los siete jefes de las iglesias mexicanas Elías, como sucesor del gran hijo del Sol, la jefatura que deja acéfala, es ocupada por el sacerdote, que designe el sacerdocio  de la iglesia correspondiente. [5]

            En caso de que en los siete cónclaves secretos no lleguen los jefes a designar al sucesor del gran hijo del Sol, a quien le toca ocupar este puesto es, por heredad, al príncipe de la iglesia jefe del sello primero.

            Los hábitos sacerdotales que lleva el gran hijo del Sol  para esta consagración son los siguientes: Hábito café con bordados dorados y en el centro el sol con cara de hombre, manto real escarlata, tiara con una gran vara de doce triángulos o estrellas con los nombres de cada una de las tribus del pueblo de Israel y llevando los doce colores con los doce triángulos de las tribus de Israel, un gran cetro dorado, de latón llamado el cetro del gran poder, un anillo que se llama “el gran anillo del sol”, que debe ser de oro viejo y que lleva siete piedras preciosas, que son las siguientes: primera, esmeralda; segunda, rubí; tercera, zafiro; cuarta, aguamarina; quinta, ágata; sexta, amatista; séptima, diamante.

            Se comienza el culto como de ordinario, asignación Elías, las tres protestas de amor, fe y confianza, el acto de contrición, preparación de la congregación, ceremonia del perdón, tedéum, (hasta donde dice tres veces santo), entrega de la congregación ante el arca santa, invocación a las tres divinas personas, postración Elías y oración  mental.

            La persona que va a ser consagrada como el gran hijo del Sol se coloca en la puerta del oratorio central, esta puerta estará abierta, vestido con los hábitos y ornamentos de su jefatura, todos los demás jefes deberán de llevar sus hábitos y ornamentos que les corresponden. Las primeras ceremonias para abrir este culto las hacen los guardianes de las tribus de las siete iglesias; pero para mayor suntuosidad deben hacerla los seis jefes de las iglesias, menos el que va a ser consagrado, estando también con los seis el que va a ocupar la representación que dejará el que va a ser consagrado como gran hijo del Sol.

            Los siete jefes de las iglesias se dirigen del altar a la puerta del oratorio donde reciben al futuro gran hijo del Sol y al pasar éste al interior y conducirlo hacia el altar, los sacerdotes guardianes de los sellos arrojan pétalos de rosas blancas sobre de él y los seis jefes dicen los quince dones de la sagrada corona de la marca.

            Parado frente al altar mexicano Elías, le quitan los hábitos y ornamentos de su jefatura que hasta ese momento deja de ser, los cuales recibe en una charola el sacerdote o los sacerdotes guardianes del sello de donde él ha sido jefe.

            Nombrando los siete jefes las facultades del sacerdocio los nombres de la trinidad y María, abren, el de la séptima y primera iglesia, la Vulgata Latina y con la vara de justicia en la mano la colocan sobre el Libro de la Sabiduría y le imponen dicha vara sobre su cráneo, imponiéndole la sabiduría salomónica.

            Después de esta ceremonia, a cada uno de los jefes le toca ponerle una cosa de sus hábitos y ornamentos del gran hijo del Sol, recitando cada uno de los jefes un capítulo del Cantar de los Cantares de Salomón, del primero al séptimo capítulo [6] y una vez que le han puesto sus ornamentos y hábitos él recita el octavo y último capítulo.

            El príncipe de la iglesia recita el capítulo primero, el rabino recita el capítulo segundo, el sumo sacerdote recita el capítulo tercero, el leví recita el capítulo cuarto, el profeta recita el capítulo quinto, el guía recita el capítulo sexto, el patriarca recita el capítulo séptimo; para terminar el gran hijo del Sol recita el octavo y último capítulo del libro de Cantar de Cantares.

            Después de esto viene la ceremonia de a unción y se le pone en la frente y en las manos, cada uno de los jefes, la unción consistente en señalarle las iniciales de las tribus de la iglesia de donde son jefes.

            El príncipe de la iglesia le pone la unción de las tribus de Simeón y de Leví.

            El rabino le pone la unción de las tribus de Manasés y de Neftalí.

            El sumo sacerdote le pone la unción de las Tribus de Gad y Aser.

            El leví le pone la unción de las tribus de Zabulón y de Isacar.

            El profeta le pone la unción de la tribu de Rubén.

            El patriarca le pone la unción de la tribu de Judá.

            Después cada uno de los jefes prende una luz del candelabro de las siete iglesias nombrando el nombre y jerarquía de su iglesia; y el gran hijo del Sol protesta cumplir y gobernar a las siete iglesias de Elías.

            De ahí conducen los siete jefes al gran hijo del Sol y lo sientan en su trono o sea el trono del Sol. Estando ya en el trono, se le hace la imposición de sus siete títulos, en el siguiente orden:

            El príncipe de la Iglesia, le impone el titulo: “Primogénito de Israel”.

            El rabino le impone el titulo. “Ungido de la Mujer Hermosa Vestida del Sol”.

            El sumo sacerdote le impone el titulo: “Iluminado del Espíritu Santo”.

            El leví le impone el titulo: “León Vencedor”.

            El profeta le impone el titulo: “Roca Fuerte de la Iglesia Mexicana Elías”.

            El guía le impone el titulo: “Representante Genuino de Roque Rojas sobre toda la Tierra”.

            El patriarca le impone el titulo: “Gran Hijo del Sol”.

            Después el Patriarca le coloca en el dedo anular de su mano izquierda el “Gran Anillo del Sol”.

            Los siete jefes y sus doce sacerdotes guardianes ponen en una pequeña mesa frente al trono del Sol donde está sentado el gran hijo del Sol y sobre ellos la Vulgata Latina y el Último Testamento de Elías. Los siete jefes al mismo tiempo le dicen; que si protesta y promete de por vida defender y ser jefe supremo de las siete iglesias mexicanas Elías, y él con la mano puesta sobre el Antiguo Testamento dirá; lo protesto en el nombre de Moisés de Leví. Los jefes vuelven a decirle la misma protesta, y él puesta la mano sobre el Nuevo Testamento, lo vuelve a prometer en el nombre de Jesús de Nazaret. Por tercera y última vez, los jefes vuelven a tomarle la misma protesta, y él poniendo su mano sobre el Último Testamento jura en el nombre de Roque Rojas. Después de esto se entona un coro especial o se toca una partitura de música sacra. [7]

            Después de esto, se le quitan de sus manos la vara del gran poder de Israel y los jefes le ponen en sus manos el sello supremo del Dios Vivo y su sagrada arca del gran hijo del Sol.

Una vez puestas estas cosas el rabino le entrega su representación del mesías mexicano, señor Roque Rojas.

            Tres niña vestidas de verde, blanco y rojo entran desde la puerta de la iglesia llevando la bandera tricolor mexicana, entonces todos los presentes se ponen de pie hasta el gran hijo del Sol y entonan el Himno Mexicano Elías; una vez terminado entregan en las manos del gran hijo del Sol el lábaro mexicano, y el gran hijo del Sol jura y protesta que la iglesia de Elías será mexicana en todo tiempo y lugar. Una vez terminado esto las niñas recogen la bandera y la ponen en el portabandera que debe estar al lado derecho del altar Elías.

            Continua la ceremonia pasando a las plantas del gran hijo del Sol , los siete jefes, del príncipe de la iglesia al patriarca, al acto de pleitesía [8] y fidelidad de por vida al gobierno del gran hijo del Sol, después continúan pasando los sacerdotes guardianes de las doce tribus de la primera a la séptima iglesia y después todo el sacerdocio seglar de las mismas siete iglesias.

            Debe de haber un heraldo que debe estar anunciando cada uno de los actos de las ceremonias.

            Después del acto de pleitesía y obediencia del sacerdocio, el gran hijo del Sol se levanta del trono y acompañado únicamente por los siete jefes, se postran ante el altar Elías, y el gran hijo del Sol hace la oración de acción de gracias, el tedéum y después se levanta y se sienta en el trono del Sol donde da lectura a su primera proclama general para las siete iglesias de Elías, dando con esto por terminada la suma ceremonia de la consagración del gran hijo del Sol, jefe supremo de las siete iglesias de Elías. [9]

 Inicio de página


NOTAS


[1] Se abrevia «LS».

[2] Esta lista forma parte del Cuarto Libro o “libro sacramental”, debería de ir acompañada de la descripción de cada sacramento.

[3] Fragmento, aunque con algunas modificaciones se considera genuino.

[4] Esta sección a pesar de ser la mera descripción de la ceremonia de consagración del gran hijo del sol, en su redacción se encuentran algunos aspectos conflictivos que se comentan en las notas al pie, por lo que no se considera que su lectura de se de mucha edificación para el público en general.

[5] Es párrafo resulta contradictorio si se compara con el artículo 20 del Régimen Divino, donde dice que es el mismo nuevo gran hijo del Sol quien designa al que ocupará su lugar en la iglesia que el deja. Algunas versiones del Último Testamento sustituyen en el Régimen Divino la palabra “designará” por “consagrará”; pero no existe evidencia suficiente que autorice tal cambio.

[6] Cnt 1-7

[7] No se ha podido determinar cuál coro especial o cuál música sacra se empleaban durante la ceremonia.

[8] No concuerda con la enseñanza de Jesús que dice: “...Al contrario, el que quiera ser grande entre ustedes, deberá servir a los demás, y el que entre ustedes quiera ser el primero deberá ser el esclavo de los demás. Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir...” Mr 10:43-45 y en otro texto de los evangelios dice: “Los discípulos tuvieron una discusión sobre cuál de ellos debía de ser considerado el más importante... entre ustedes... el que manda tiene que hacerse como el que sirve...” Lc 22:24-30 y lo ratifica diciendo “El más grande entre ustedes debe servir a los demás.” Mt 23:11 además de otros textos tales como: Mt 20:26-28, Mr 9:35.

[9] Curiosamente en la descripción de esta ceremonia no aparecen el clásico párrafo que atribuye el texto a Roque Rojas y da la fecha en que fue recibido ¿Acaso esto no lo estableció Roque Rojas?...

Inicio de página

 

 

e-mail

© Asociación para Estudios de Filosofía Espiritualista A.C.

México 2000

style="font-size:12.0pt;font-famiv="Content-Type" content="text/html; charset=windows-1252">