Página principal - Índice - Página anterior - Siguiente página

Parte 1/4

Libro Tercero [1]

Liturgias, Dogmas y Mandamientos

CREDO ELIASISTA [2]

 (Recibido el 30 de Mayo 1863, en el Callejón del Horno, de la Cd. de México)

1. Creo en un solo Dios [3]  cuyo nombre sagrado es el Altísimo [4]  Creador de todos los universos, así como de todas las cosas visibles e invisibles. [5]

2. Creo que es el Único y Verdadero Dios y que no habrá otro Dios antes ni después del Verdadero. [6]

3. Creo que es misericordioso, [7] justo, [8] perfectísimo [9] y Santo. [10]

4. Creo que es la suma sabiduría infinita [11] y la luz verdadera. [12]

5. Creo que premia y santifica todas las virtudes y también castiga y mortifica por los vicios. [13]

6. Creo que es el juzgador de todos los hombres, que ve sus acciones y sabe sus pensamientos. [14]

7. Creo que ilumina a la iglesia Eliasista por medio de la Inspiración a su entendimiento como Espíritu Santo, cuando ésta determina sobre los asuntos de la fe.

8. Creo que todo lo que Dios determina es bueno y perfecto y que nunca se ocupa de lo superfluo y malo. [15]

9. Creo que Dios está en toda su creación, [16] para conservarla en beneficio de sus hijos.

10. Creo que Dios ha mandado al mundo tres hombres en tres diferentes épocas de la humanidad por quienes ha aconsejado las virtudes a los mismos hombres; y estos tres hombres forman la santísima trinidad mesiánica, personal y humana, y son: Moisés  de Leví, Jesús de Nazaret y Roque Rojas .

11. Creo que Dios mandó a Jesús  como hombre y mesías [17] en la segunda era, y que la Doctrina que Jesús estableció fue exclusivamente en el segundo tiempo; y que Roque Rojas establece la doctrina del tercer tiempo.

12. Creo que hemos de ser resucitados a la vida de la gracia que es la vida eterna. [18]

13. Creo que María  fue la Madre de Jesús de Nazaret, y una mujer perfecta. [19]

14. Creo en el perdón de nuestra faltas en la vida eterna y en el reino del Altísimo. [20]

15. Creo que las tres personas de la trinidad mesiánica  son: primera persona Moisés de Leví, el hijo de las aguas, fundador del Israelismo; segunda persona Jesús  de Nazaret, el Cristo , fundador del Cristianismo;  tercera persona Roque Rojas, el cual se reconoce por mandato de Dios, que es la segunda venida sobre la tierra, desde el seno de Abraham, del propio profeta Elías Tisbita, [21] tercer mesías y enviado llamado “el hijo del hombre”, fundador Eliasismo.

16. Creo que estos tres enviados divinos fueron mandados por un solo Dios Verdadero y que forman su trinidad.

17. Creo que Roque Rojas es el verdadero mesías mexicano de la tercera época y sexto sello del reino de Dios sobre la tierra; tercero y último enviado de Dios y salvador de la humanidad.

18. Creo en las tres eras que son: la primera época, la Era Mosaica de Moisés de Leví; la segunda época, la Era Cristiana que es la de Jesús de Nazaret y la tercera época de Roque Rojas que es la Era de Elías.

19. Creo que esta es la tercera era o Era de Elías y sexto sello del reino de Dios sobre la tierra y que al terminar ha de venir el juicio armagedónico ante el trono blanco de Dios. [22]

20. Creo que después del juicio, Dios le dará a los buenos la vida eterna porque llevaron sus preceptos; y a los malos y perversos la muerte eterna. [23]

21. Creo en el seno de Abraham como el séptimo cielo [24] para los ciento cuarenta y cuatro mil marcados.

22. Creo que la Iglesia es una y santa llamada Eliasista en todos los tiempos.

23. Creo y confieso que la Iglesia es mexicana porque fue dada en México al verdadero mesías mexicano Roque Rojas, y que es la Iglesia del tercer tiempo.

24. Creo y confieso que la Iglesia es patriarcal, porque el gran hijo del Sol  que es el representante genuino de Roque Rojas  sobre la tierra la dirige y la gobierna en forma Patriarcal.

25. Creo y confieso que la Iglesia es Elías,  porque Roque Rojas  es el mismo profeta que vino a pagar su tributo a la muerte para restablecer y restaurar el nuevo pueblo de Dios en la nación mexicana. [25]

26. Creo y confieso los cinco sacramentos y veintidós ceremonias que en todo tiempo confiesa nuestra santísima Iglesia Eliasista; y protestó y juró que debajo de cuya religión y creencia deseo y es mí voluntad vivir y morir.

27. Creo y confieso que la religión Eliasista es formada por siete iglesias que ostentan como escudo siete sellos.

28. Creo y confieso que Roque Rojas selló a la nación mexicana como la tierra de promisión o la nueva Sión.

29. Creo y confieso que la luz y la revelación vienen de Dios el Altísimo a la Iglesia Eliasista que es el nuevo pueblo de Israel formado por doce tribus llevando doce mil marcados cada una, y que son: Gad, Aser, Manases, Neftalí, Simeón, Leví, Isacar, Zabulón, Benjamín, José, Rubén y Judá.

30. Creo que el gran hijo del Sol  es el jefe supremo de la Iglesia y dirige y gobierna a los siete jefes de las iglesias que se ostentan jerárquicamente en el orden siguiente: primera iglesia de Éfeso, el Príncipe de la Iglesia; segunda iglesia de Esmirna, el Rabino; tercera iglesia de Pérgamo, el Sumo Sacerdote; cuarta iglesia de Tiatira, el Leví; quinta iglesia de Sardis, el Profeta; sexta iglesia de Filadelfia, el Guía; séptima iglesia de Laodicea, el Patriarca.

31. Creo y confieso que el sacerdocio de la Iglesia Patriarcal Elías fue instituido por Roque Rojas en doce sacerdotes y doce sacerdotisas .

32. Creo y confieso que todo buen Eliasista no debe faltar a los cultos de nuestra santa y bendita religión, pues tiene como obligación asistir a los mismos.

 33. Así creo y así espero de Dios cuyo nombre sagrado y eterno es el Altísimo. Así sea.

Inicio de página


 

NOTAS


[1] Se abrevia «LDM».

[2] Se abrevia «Cre». El Credo Eliasista constituye un excelente resumen de la enseñanza de Roque Rojas, por lo que es bastante útil tanto para conocer esa enseñanza como para conocer la voluntad de Dios Todopoderoso; ya que un buen número de los puntos doctrinales expresados aquí tienen fundamentos bíblicos y razonados firmes. Lamentablemente, también existen algunos puntos confusos que hacen que su calidad disminuya. Use las referencias bíblicas señaladas para conocer cual es el fundamento bíblico de tales creencias y diríjase a su congregación para conocer cual es el fundamento razonado de las mismas.

[3] Ex 20:3, Dt 4:35, Dt 6:4, Is 43:10, Is 44:6

[4] 2Sam (IIR) 22:14, Sal 7:17, 18(17):13, 47(46):2, 83(82):18, 92(91):8, Lam 3:38, Lc 1:32, 76, 6:35, 8:28

[5] Gen 1:1-27, Ex 20:11

[6] Ex 20:3, Dt 4:35, Dt 6:4, Is 43:10, Is 44:6

[7] Ex 34:6-7, Sal 86(85):5, Jn 3:16, 1Tim 1:16

[8] Esd 9:15, Sal 145(146):17

[9] Mt 5:48

[10] Sal 99(98):9

[11] Sal 139(138):1-6, Rom 16:27, 1Tim 1:17

[12] 1Jn 1:5

[13] Para entender mejor este versículo, debe tenerse muy claro que Dios es justo, por lo tanto retribuye a cada persona lo que cada persona merece, cuando la retribución es por algo bueno se le llama premio, cuando esa retribución es por algo malo se le llama castigo; ambas formas de retribución no son distribuidas de forma arbitraria sino de forma justa, al que siembra pereza se le retribuye pobreza, al que siembra trabajo se le retribuye prosperidad. El castigo aquí mencionado es entonces la justa retribución que se recibe por acciones contrarias a la ley de Dios Todopoderoso y no tiene nada que ver con el castigo impartido por los malvados pues en ese caso castigo significa sufrimiento que se inflinge injustamente.

[14] Sal 139(138):2-4, Prov 5:21

[15] Stg 1:13

[16] Sal 139(138):7-10, Jer 23:23-24

[17] Mt 16:16, Jn 3:34-36, 11:27, Lc 2:28-32, 7:20-23

[18] Mt 22:30, Lc 14:14, Jn 5:28-29, 11:25-26, Hch 4:2, 17:19, 24:15, 1Co 15:12-22, Heb 6:1-3, Ap 20:13

[19] Mt 1:18, Lc 1:26-33, 2

[20] Dn 2:44, Mt 3:2, 4:17, 8:11, 13:11, También vea las siguientes referencias: Mt 22:30, Lc 14:14, Jn 5:28-29, 11:25-26, Hch 4:2, 17:19, 24:15, 1Co 15:12-22, Heb 6:1-3, Ap 20:13

[21] Esto contradice las palabras de Jesús cuando da a entender que Elías ya vino y que este fue Juan el bautista ya que dice: “y, si ustedes quieren aceptar esto, Juan es el profeta Elías que había de venir.” Mt 11:14, “...Pero yo les digo que Elías ya vino...” Mt 17:13, “Pero les digo que Elías ya vino...”, Mr 9:13; y de hecho así lo entendieron su discípulos, “Entonces los discípulos se dieron cuenta de que Jesús le estaba hablando de Juan el Bautista.” Mt 17:13. Aunque se sabe que Juan negó ser el profeta Elías (la persona misma de Elías) cuando unos sacerdotes judíos se lo preguntaron (Jn 1:21). Para Jesús y sus seguidores Juan el bautista es quien viene simbolizando a Elías con el poder y la misión de Elías, porque a parte del ya mencionado texto de Mt 17:13 lo indican las palabras que el ángel Gabriel le dice a Zacarías “Este Juan irá delante del Señor, con el espíritu y el poder del profeta Elías, para reconciliar a los padres con los hijos y para que los rebeldes aprendan a obedecer...” Lc 1:17. De esta manera Jesús y sus apóstoles interpretan la profecía de Malaquías del capítulo 4 versículos 5 y 6. Vea también la nota @ (página 251 ), y el anexo titulado El Profeta Elías página 274 .

[22] Ap 20:11-15

[23] Jn 3:36, Ap 20:11-15

[24] Esto se refiere a la creencia primero judía (rabínica) y luego de algunos cristianos, en la que se afirma que sobre el cielo observado a simple vista hay otros cielos que en total suman siete y esos son: La atmósfera, el espacio sideral, el paraíso, la nueva Jerusalén, la morada de los ángeles, el depósito del Padre Celestial y el trono de Dios. El espiritualismo habla también de siete niveles para expresar de forma simbólica la magnitud del cielo espiritual. Para una consideración más detallada consulte a la Asociación. ¨

[25] Ver nota 21 , página 194 .

Inicio de página

 

 

e-mail

© Asociación para Estudios de Filosofía Espiritualista A.C.

México 2000