Página principal - Índice - Página anterior - Siguiente página

Parte 3/3

Cuarta Ley

REGLAMENTO DE LA IGLESIA  DE ELÍAS [1]

(Recibido el 8 de septiembre de 1866)

Artículo 1. La Iglesia Eliasista desconoce y rechaza en todos los tiempos y edades la impiedad herética y toda doctrina y sistema que niegue la existencia del Creador.

Artículo 2. La Iglesia Eliasista bajo ningún concepto coartará ni atacará la libertad de conciencia ni la libre expresión del pensamiento, y esta iglesia será respetuosa en todos los tiempos para la tolerancia de cultos de todas las religiones.

Artículo 3. A la Iglesia Eliasista, le queda estrictamente prohibido atacar o censurar a las otras religiones por folletos, libelos o periódicos.

Artículo 4. La Iglesia Eliasista, prohibe terminantemente a su sacerdocio , que empleen para los miembros de ella misma, o sea sus congregantes, amenazas en nombre de Dios, o usar la fuerza o la coacción para seguir las normas, bases, doctrinas y lineamientos del sistema de Elías, sino que el aceptar esta iglesia debe ser en forma enteramente liberal.

Artículo 5. La Iglesia Eliasista, reconoce y defiende en todo lugar la causa sublime de la eterna virginidad, santidad, pureza y concepción de María .

Artículo 6. La membresia de la Iglesia Eliasista, no deberá tomar parte en guerra civil; pero teniendo la obligación de obedecer al gobierno si éste los obliga por la necesidad y deber de obedecerlo, la responsabilidad no será de ellos sino de éste para con Dios. [2]

Artículo 7. La Iglesia Eliasista, en ningún tiempo ni edad, reconoce ni acepta, ni da valor al rito de las iglesias romana, protestante, cismática, ni de ninguna que se deriven de éstas.

Artículo 8. La Iglesia Eliasista, aun cuando no reconoce ni acepta a otros sistemas ajenos a ella, tiene por normas que el respeto a cualquier religión es la consecuencia verdaderamente lógica del verdadero amor a Dios.

Artículo 9. La Iglesia mexicana de Elías, prohibe y observa que en ningún tiempo, ni por concepto alguno, deberá desacreditarse a su sacerdocio, por medio de periódicos, libelos o folletos.

Artículo 10. La Iglesia Eliasista, prohibe terminantemente a sus miembros que en ningún tiempo deberán hablar en público de la vida privada o íntima como defectos o errores de los demás hombres, como igualmente se les prohibe ridiculizar a nadie, ni por periódicos, en caricaturas o de alguna manera, y advirtiéndoles que a ninguna persona deben de ponerle apodo sino nombrarlos por su nombre propio.

Artículo 11. La Iglesia Mexicana de Elías, ordena terminantemente a sus miembros que deberán respetarse entre ellos, como al mismo tiempo, a todas las esferas sociales de la humanidad aun cuando éstos sean analfabetas o de categoría humilde. [3]

Artículo 12. La Iglesia Mexicana de Elías, ordena terminantemente a sus miembros que nunca deberán hablar mal de las clases degradadas, como la ebriedad, la homosexualidad, mujeres de oficio o meretricidad, [4] y todo aquello que es degradación; sino por el contrario tratarán por todos los medios de la moralización y regeneración de esas clases, y si pudieran hablar cubriéndolas y restituyéndolas, harán obra meritoria ante Dios, si logran la transformación de estos seres.

Artículo 13. Queda prohibido a la membresia de esta iglesia hablar mal en desprestigio y desdoro del sexo femenino desmintiendo sus dotes y cualidades de ellas; sino a lo contrario se deberá hablar de la mujer engrandeciéndola y ensalzándola.

Artículo 14. La Iglesia Eliasista prohibe terminantemente a sus miembros decir malas palabras o soeces, pues las personas que usan este vocabulario demuestran no tener cultura ni educación.

Artículo 15. La Iglesia Eliasista prohibe a sus miembros la blasfemia, pues en ningún concepto la deben usar, tales como; maldecir lo creado u originar charlas, dichos, relaciones de consejas impiadosas, etcétera. Pues todo esto es atentar y opacar nuestra santa religión, y además los que observen tal conducta son por parte divina, sentenciados a consecuencia de la vida desastrosa, así como a duros sufrimientos tanto en lo material como en lo espiritual.

Artículo 16. Queda terminantemente prohibido a la membresia de la Iglesia Eliasista, una vida desordenada y fuera de las reglas que en este articulo se marcan para las normas de vida a que deben sujetarse todos los pertenecientes a esta iglesia. Se les prohibe una vida ruinosa, licenciosa y que lesione a la moral; ningún miembro ni persona alguna de esta iglesia podrán tener o emplearse en tabernas o lugares donde se embote al hombre con el alcohol, así como también se les prohibe tener ocupaciones en lenocinios o ser vendedores de carne de ganado porcino, tampoco deben especular por medio del agiotismo. [5]

Artículo 17. La Iglesia Eliasista, da las normas de vida a sus miembros en este texto o articulo: Para la Doncella:  Debe ser honesta y recatada en el vestir, sin ostentaciones de mujer vulgar. [6] Para la Espo sa: Debe ser obediente al marido, [7] hacendosa y apta para el hogar, [8] impedirse de andar de casa en casa, hablando lo que no conviene; [9] sino ante todo su manera de ser mostrará ejemplo de moralidad (nunca debe creerse superior al marido); sino ante las amonestaciones que por parte de él reciba, ser sumisa y obediente. [10] Al Hombre Soltero: Debe ser moral en todos sus actos, siempre procurando evitar la inmoralidad y ser acostumbrado a las buenas lecturas, las cuales serán las normas de su vida, pues en ellas encontrará los consejos piadosos, que son la dignidad de un hombre que profesa una religión. Los Hombres Casados: Deben ser maridos de una sola mujer, [11] deberán ser amorosos con sus propias esposas [12] teniendo en cuenta que el Creador les ha dado esposa y no esclava, conduciéndose dentro del mismo hogar, con maneras morales, así de palabras como también de actos; ser exigente al cuidado de los deberes que el hombre tiene para con Dios y en este forma educar a la familia.

Artículo 18. La Iglesia Eliasista, se llamará en todos los tiempos La Mujer Hermosa Vestida del Sol Esplendoroso que tiene a sus pies la luna brillante, El Pueblo Elegido del Señor Dios Todopoderoso, Los Nuevos Israelitas Regenerados de la Nación Mexicana, La Nueva Tierra de Promisión o la Nueva Sión, a cuya iglesia le toca dar el verdadero sentido a las Sagradas Escrituras.

Artículo 19. Este articulo corresponde exclusivamente al sacerdocio  de las iglesias, y es el que a continuación se expresa: En los días que los sacerdotes y sacerdotisas deban desempeñar su oficio que corresponde; en orden para ambos sexos deberán con todo respeto ejercer la siguiente ceremonia: los varones se descubrirán las cabezas y se tomarán las manos y se besarán por el derecho la palma de la mano, así como las damas ejercerán el mismo acto con todo el respeto que debe ejercer el cuerpo sacerdotal. Y en los días que tengan que congregarse en sus iglesias, debe de existir entre ambos la veneración y el respeto expresados, no siendo de riguroso requisito el besamanos.

Artículo 20. La Iglesia Eliasista, advierte a sus miembros que ellos no podrán disponer ni tomar nada, sin el pleno consentimiento y autoridad de los jefes de las iglesias.

Artículo 21. Ningún miembro de la Iglesia Eliasista tendrá derecho alguno a tomar como su propiedad, nada dentro de lo existente en las iglesias y que está sólo destinado al culto divino, y sólo el gran hijo del Sol  y los siete jefes de las iglesias podrán disponer con autoridad y libremente.

Artículo 22. En los locales sagrados de las Iglesias se tendrá que tener el respeto debido quedando prohibido conversaciones familiares, de política, de altercado o de negocios; pues sólo son destinados, para la oración y culto divino. [13]

Artículo 23. En el hogar de los miembros de la iglesia, no deberán tenerse conversaciones que toquen el amor propio, lastimando la susceptibilidad de otra persona de la familia en chanzas satíricas.

Artículo 24. En los asuntos internos del hogar, sólo los propios familiares tomarán injerencia en ellos, pues quedan enteramente excluidos a tomar participación en dichos asuntos todos los extraños al hogar.

Artículo 25. A los miembros de la Iglesia Eliasista, les queda estrictamente prohibido divulgar o dar a conocer ante los extraños, los actos y disposiciones de los sacerdotes de la Iglesia, si tales personas no son miembros de ella; y si algo quisieran exponer a una persona ajena, de los asuntos de la iglesia, será con pleno conocimiento y autoridad del sacerdocio .

Artículo 26. Los acuerdos, nombramientos, actos, legislaciones y disposiciones de la Iglesia Eliasista, serán dispuestos y ordenados en los cónclaves ecuménicos por el gran hijo del Sol  y sus siete jefes, pues esta iglesia no reconoce como autoridad máxima, mas que al gran hijo del Sol, y éste en unión de sus siete jefes será el único que puede anular o derogar lo antes expresado.

Artículo 27. Cuando todos los miembros se congreguen en las iglesias, deberán de respetar a sus superiores que son los sacerdotes.

Artículo 28. Ninguno de los miembros de la Iglesia Eliasista, se creerá con autoridad en la iglesia, ni podrá tomar ni disponer nada, pues los únicos que disponen en las iglesias son exclusivamente el gran hijo del Sol y sus siete jefes.

Artículo 29. Los miembros de la Iglesia Eliasista, que por alguna causa justificada, no puedan asistir a los acostumbrados servicios o reuniones, deberán hacerlo saber por escrito a sus respectivos jefes, quienes darán por excusada a la persona, que tal aviso presente; así como tal persona recibirá la orientación de los trabajos a los cuales no pudo asistir. Los cultos, ceremonias y liturgias de la Iglesia Eliasista, serán dispuestos y ordenados por el sacerdocio  de la misma a la hora que lo disponga y determine.

Artículo 30. Toda la membresia deberá conceptuarse como hijos de la iglesia, y mutuamente deberán verse con fraternidad y tratarse como hermanos e hijos de un solo Dios.

Artículo 31. Los dones de la iglesia; cuando algún miembro exprese tener alguno de ellos, éste deberá ser sometido a comprobación y estudio; [14] pues los dones son gracias naturales que Dios da al hombre y para expresarlo debe ser con la autoridad y examen del sacerdote, siempre y cuando algunos de estos fenómenos, se refieran a la parte espiritual y no a la material, pues los sueños, intuiciones, visiones y revelaciones como antes se dice, deben de estar sujetos al examen y análisis del sacerdocio  de la iglesia.

Artículo 32. Para el ingreso de un nuevo miembro dentro de las iglesias, para que pueda ser bautizado o regenerado como marcado, son de riguroso requisito los puntos siguientes: No podrá ser miembro de la Iglesia Eliasista, en ningún tiempo un dueño de taberna, un dueño de lupanar o lenocinio, [15] un vendedor de carne de ganado porcino, una persona hombre o mujer que viva amancebado y no sea casado por la Iglesia Mexicana de Elías; un agiotista [16] ni un comprador de objetos mal habidos.

Artículo 33. Todas las personas que hayan sido bautizadas, casadas o que lleven sacramentos de otra religión como la católica romana, las religiones cismáticas; o en las disímbolas y heterogéneas sectas del protestantismo en esta iglesia no tendrá ningún valor, y sólo en el matrimonio civil será reconocido legalmente. Al ingresar en la Iglesia cualquier persona, de la clase y categoría que fuese; para ser miembros verdaderos de ella tendrán que recibir los sacramentos de la misma que son: bautizo o regeneración y sagrada marca, pues los que traen sacramentos de otras religiones como católica, cismática o protestante; la Iglesia Eliasista los considera herejes, también los espiritistas y demás congéneres son considerados como hijos de las doctrinas pitónicas o sea doctrinas anatémicas. Para el Matrimonio , la Iglesia Eliasista no admite ni acepta el divorcio , [17] pues el matrimonio es sacramento indeleble para toda la vida; y en la iglesia, quien se casa en ella no podrá separarse de su cónyuge; y sólo el gran hijo del Sol , podrá disolver el sacramento del matrimonio exclusivamente, sometido a un gran juicio de él y pagando las dispensas debidas. [18]


Inicio de página

  Quinta Ley

RÉGIMEN DIVINO  DE LA IGLESIA DE ELÍAS [19]

Los 33 artículos o textos del régimen divino.

1. La Iglesia Mexicana de Elías, será legislada por un jefe supremo que es El Gran Hijo del sol, siendo su legislación en esta Iglesia en forma patriarcal, dentro de la constitución y reglamento de la misma iglesia.

2. Los deberes supremos del gran hijo del Sol , como jefe supremo de la Iglesia de la de la Mujer Hermosa Vestida del Sol, son los siguientes: El gobierno de sus siete iglesias que será por disposición divina dentro de los textos de este Último Testamento, que es la doctrina eliasista, y teniendo el conocimiento claro y preciso de esta iglesia.

3. La Iglesia Mexicana de Elías, tendrá dentro de sus dignidades un sacerdocio clasificado de la siguiente manera: jefe supremo El Gran Hijo del Sol, siete jefes jerárquicos para cada una de las siete iglesias, doce sacerdotes guardianes para las siete iglesias, de la primera a la quinta iglesia, lleva cada una dos sacerdotes guardianes, un sacerdote guardián la sexta y otro la séptima iglesia. Doce sacerdotes y doce sacerdotisas para cada una de las siete iglesias. Los jefes jerárquicos son uno para cada una de las siete iglesias.

4. Los deberes del gran hijo del Sol, autoridad máxima, son privativos y absolutistas. Los deberes de los siete jefes son; el gobierno y legislación de cada una de sus iglesias reconociendo como autoridad máxima al gran hijo del Sol. Los doce sacerdotes guardianes de las doce arcas de las siete iglesias, están bajo las órdenes de los siete jefes de las iglesias, a la custodia y cuidado de las arcas de tribus. Los ciento sesenta y ocho sacerdotes y sacerdotisas de las siete iglesias, sus deberes son; el cumplimiento legal y perfecto en las liturgias rituales y demás ceremonias, los ciento sesenta y ocho, que es el número total de los sacerdotes; de la orden más inferior del sacerdocio de la iglesia, deberán de estar bajo la absoluta autoridad de los siete jefes, teniendo cada uno de ellos doce sacerdotes y doce sacerdotisas.

5. La formación del cuerpo supremo de la Iglesia Eliasista, es dirigida y gobernada por el gran hijo del Sol, y el apostolado modelo de su iglesia estará integrado por los siete jefes, que son; Príncipe de la Iglesia, Rabino, Sumo Sacerdote, Leví, Profeta, Guía y Patriarca; estos elementos con el gran hijo del Sol integran la suprema sede cuya cabeza absoluta es el propio gran hijo del sol.

6. La siete iglesias son selladas, marcadas y señaladas teniendo arcas de jefatura, correspondiendo cada una a cada uno de los siete jefes en el orden siguiente:       
Arca Principesca de la Iglesia, jefatura de la Iglesia de Éfeso, correspondiente al Príncipe de la Iglesia.
Arca Rabínica de la Paz, jefatura de la Iglesia de Esmirna correspondiente al Rabino.   
Arca Santa Sacerdotal, jefatura de la Iglesia de Pérgamo correspondiente al Sumo Sacerdote.
Arca Levítica de Sión, jefatura de la Iglesia de Tiatira, correspondiente al Leví. 
Arca Profética Purificadora, jefatura de la Iglesia de Sardis, correspondiente al Profeta.
Arca Guiadora de Redención, jefatura de la Iglesia de Filadelfia, correspondiente al Guía.
Arca Patriarcal de Abraham, jefatura de la Iglesia de Laodicea, correspondiente al Patriarca.

7. El escudo general y supremo de las iglesias es el sello supremo del Dios Vivo y el arca máxima, El Arca del Gran Hijo del Sol, que es la jefatura suprema de las siete iglesias mexicanas de Elías y corresponden estos dos símbolos grandiosos exclusivamente a la Catedral Suprema de las siete iglesias, y es de la autoridad y jefatura máxima del gran hijo del Sol.

8. Los siete sellos, no son más que los escudos de las siete iglesias que ostentan la representación de dichas iglesias y la alianza de Dios con esas iglesias, dicho pacto está depositado dentro de las propias y divinas arcas, siendo la suprema de alianza, la del gran hijo del Sol; y las siete de las jefaturas representan, el pacto con cada una de las doce tribus y que tienen la autoridad y potestad de las mencionadas tribus; siendo el pacto para los marcados de cada una de las doce tribus. Las doce de las que llevan el nombre y representación son: Simeón, Leví, Manases, Neftalí, Gad, Aser, Zabulón, Isacar, Benjamin, José, Rubén y Judá. [20]

9. La cátedra es el trono o sitial donde se sienta única y exclusivamente el gran hijo del Sol, jefe supremo de la Iglesia, y donde extiende su gran bendición pontificia Elías, donde decreta sus mandamientos y ordenanzas, lugar donde usa el Cetro del Gran Poder, y hace honor a sus títulos de gran dignidad jefatural que son los siguientes: Representante Genuino del Enviado Divino Roque Rojas Sobre la Tierra, Primogénito de Israel, León vencedor de las doce tribus, Ungido de la Mujer Hermosa Vestida del Sol e Iluminado del Espíritu Santo.

10. Cada una de las siete iglesias deberá tener la perfecta y rigurosa conservación de las arcas, sellos y demás símbolos auténticos; conservándose todo esto por medio de testamentos los cuales deben de estar única y exclusivamente en poder de los jefes.

11. El archivo general de las siete iglesias, deberá estar en el sello supremo del Dios Vivo a cargo y bajo dirección absoluta del gran hijo del Sol, y los siete jefes tendrán cada uno de ellos sus archivos locales a cargo y cuidado de ellos, relacionados única y exclusivamente a la parte histórica y hechos de su propia iglesia de donde son jefes.

12. La Iglesia de Elías acepta y reconoce como sagradas escrituras a las que deberá darse el verdadero sentido en todos los tiempos y edades, a tres testamento que son los siguientes:
El de Moisés o Antiguo Testamento, 46 libros.    
El de Jesús o Nuevo Testamento, 27 libros. [21]       
El de Elías o Último Testamento, 9 libros. [22]           
Siendo en concreto todos los libros que conforman las sagradas escrituras 82 libros.

13. Es el mensaje del Último Testamento de Elías, la grandiosa y divina revelación de Dios Todopoderoso, anunciando y revelando en su último mensaje al mundo, en la nueva tierra de promisión, la república mexicana, el sexto sello de su reino sobre la tierra, y señalando la tercera época por medio del complemento de la trinidad sagrada; el enviado divino Roque Rojas, que es el propio profeta Elías Tisbita, que no murió y fue levantado a orillas del Jordán en su carro de fuego [23] y llevado al santo seno de Abraham, de donde vino a nacer en la nación mexicana para pagar tributo a la muerte, y forma el complemento de la trinidad sagrada como la tercera persona de ella, iluminado del Espíritu Santo, siendo el tercer mesías y único del suelo mexicano.

14. El gran hijo del Sol  en su régimen de doctrina que se extenderá sobre las siete iglesias mexicanas de Elías, como complemento a la doctrina de la vida después de la muerte, enseñará lo que fielmente Roque Rojas legó para sus iglesias y es lo siguiente: «Para los marcados o señalados de las iglesias, los que cumplieren con la Ley de Dios, y también para toda la humanidad entera, tendrá que venir la Gran Batalla del Armagedón, precursora del Juicio Final, [24] y al venir este juicio final terminará el sexto sello del reino de Dios sobre la tierra, y entonces vendrá la resurrección general del género humano, los sepulcros devolverán sus muertos y los mares también, [25] y los que no aparezcan sus nombres en el libro de la vida éstos pasarán a segunda muerte en el Lago de Fuego, [26] y los marcados de esta iglesia que aparezca su nombre en el libro de la vida, irán a segunda vida en el glorificado seno de Abraham, y toda la demás humanidad irá en legiones de castas y linajes al cielo nuevo y la tierra nueva.» El gran hijo del Sol en su régimen de gobierno deberá anatemizar y rechazar las falsas doctrinas de la mal llamada reencarnación , pues ahí se considera al hombre igual que la bestia, y esta doctrina es impía y blasfemia ante Dios.

15. Los directores locales de un oratorio perteneciente a cualquiera de las siete iglesias deben ser un sacerdote o sacerdotisa, que su jefe con su autoridad le haya instituido dicho oratorio.

16. La iglesia Eliasista  tendrá un archivo documental histórico con su galería de retratos, estando al cuidado y custodia de la iglesia máxima, del Sello Supremo del Dios Vivo.

17. El gran hijo del Sol en su régimen de gobierno, deberá de instituir para las iglesias, en lo relativo a los muertos, que el sacerdocio de ellas haga y efectúe únicamente el despacho de los muertos con tumba en ornamentos, y esto sólo el sacerdocio  lo hará exclusivamente.

18. En cada uno de los oratorios pertenecientes a las siete iglesias, el sacerdote de dicho oratorio, es el director y representante de el, ante la iglesia de la cual depende.

19. Todos los sacerdotes de la iglesia eliasista tienen deberes ineludibles dentro de la iglesia, como es el conocimiento y la práctica del mensaje divino y la información de ese proceso, y desenvolvimiento a la iglesia a donde pertenecen.

20. La definición única y auténtica de la personalidad del señor Don Roque Rojas, [27] es la siguiente: El es la Roca Fuerte de Israel, la Piedra Fundamental de la Iglesia Eliasista, Enviado Divino, Verdadero Hijo del Sol, llamado el Hijo del Hombre, Legislador de la Tercera Era, llamada o conocida como la Era Elías o Eliana, la segunda venida del Profeta Elías sobre la Tierra, por el poder de Dios en el vientre de la india otomí Dolores Isabel, Regenerador y Restaurador de la humanidad, la Tercera Persona de la Santísima Trinidad, Iniciador del reino del Dios sobre la Tierra, en la Tercera Era, Tercer y Último Mesías y como el Único y Verdadero Mesías Mexicano.

21. Las ceremonias de las iglesias deben ser bajo su estricta liturgia y bajo un régimen canónico, decretado por el gran hijo del Sol a cada una de las Iglesias.

22. Las ordenanzas de las vestimentas sacerdotales para todo el sacerdocio  de las iglesias deben ser: hábito blanco, simbolizando la pureza del ministerio sacerdotal y el color café de escapularios, estolas y manípulos, el color oficial que Elías instituyó en el monte Carmelo o carmelitano. [28]

23. Cada una de las iglesias que llevan la categoría de las siete iglesias del Apocalipsis, para tomar el régimen interno de ellas, tomarán cada una los mensajes del Apocalipsis que son: a Éfeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardis, a Filadelfia y a Laodicea; [29] y ahí conocerán el mensaje profético de cada una de sus iglesias. [30]

24. El gran hijo del sol , dentro de su régimen divino deberá clasificar y especificar cual es la bestia apocalíptica, y cual es la mujer vestida del Sol y la mujer ramera; y dar el sentido teologal a los señalados del cordero y a los señalados de la bestia. Así como clasificar cuales son los marcados y señalados con el número 666 de la bestia [31] y los señalados con la sangre del cordero y la señal del número siete.

25. En su régimen divino de gobierno el gran hijo del Sol no debe aceptar como iguales a los derivados de la iglesia madre, que es la iglesia de Elías.

26. El gran hijo del Sol en su régimen divino será considerado como Hijo Mayor de la Nueva Simiente de Abraham y usará la llave de la sabiduría de oro y plata y con ella consagrará las iglesias que lleguen a edificarse.

27. Las siete iglesias en el régimen divino el gran hijo del Sol debe elevarlas al rango y ostentación de la dignidad jefatural del jefe que ostentan.

28. Para cuando muere el gran hijo del Sol la iglesia queda en poder de los siete jefes, y éstos en concilios ecuménicos secretos eligen, inspirados por el Espíritu Santo, entre ellos al que debe ocupar la jefatura máxima.

29. Al ser elegido y consagrado el gran hijo del Sol, él mismo designa al jefe de la iglesia de donde él fue y queda acéfalo dentro del sacerdocio de la misma.

30. Los anatemas sólo el gran hijo del Sol los aplica al sacerdocio tránsfuga o rénego, formando juicio en concilio ecuménico con los siete jefes; y en privado se efectúa la ceremonia del anatema.

31. Para las procesiones del gran hijo del Sol en la iglesia suprema del sello del Dios Vivo, de riguroso requisito, deberá ser bajo varipalio. [32]

32. Las fechas más solemnes  de la iglesia Elías, son las siguientes y que el gran hijo del Sol  debe instituir oficialmente:          
1. Nacimiento de la Era de Elías (Domingo de resurrección).              
2. Fundación de la Iglesia de Elías (22 de mayo).  
3. 16 de Agosto, nacimiento de Roque Rojas.       
4. Día del Sol de Justicia, 20 de enero.     
5. Día de la Virgen María, viernes de dolores.       
6. Apertura del Nuevo Pozo de Samaria, 4 de febrero.         
7. Apertura del Nuevo Jordán, 4 de marzo.            
8. La Revelación de Iztapalapa, 24 de junio.           
9. Entrega de los 22 preceptos, 24 de diciembre.   
10. Proclama del Estandarte de la Paz, 14 de abril.
11. Restitución de la Iglesia, 1º de enero.               
12. Celebración de la Pascua  Eliasista en el equinoccio vernal. [33] [104]

33. Deberá en todos los tiempos el gran hijo del Sol dar a este régimen divino el apego para su desempeño, para su legislación y cumplimiento.

 Inicio de página

 


NOTAS


[1] Se abrevia «RI». Esta es la “Cuarta ley” del libro Las Cinco Leyes, a pesar de algunas inexactitudes, en ella se legisla sobre algunos aspectos de la vida diaria de los miembros de la iglesia y su lectura, con las reservas debidas, puede considerarse provechosa.

[2] Ni siquiera en términos seglares es lícito esto; compare con la historia de tres jóvenes que son arrojados a un horno ardiente por negarse a obedecer a su gobernante que les ordena adorar una estatua (Dan 3:1-30), eso jóvenes son salvados del fuego por un ángel de Dios, porque no obedecen a su gobernante cuando éste les ordena hacer algo contrario a la voluntad de Dios, y esto es independiente de la responsabilidad y castigo que tendría ese gobernante ante Dios. Además esto es contradictorio ya que el Último Testamento en el proverbio 139 ubicado en la página 204 , dice que nadie es responsable de otro, y en el versículo 4 de Los Veintidós Versículos de Roque Rojas en la página 213 , rectificando las palabras de Ezequiel 18:4, 20 dice: “el alma que pecare, esa morirá”; así que entonces ¿Cómo va a responder un gobierno de las culpas del propio individuo?¨

[3] Jn 13:35, Gal 3:28

[4] Es decir: prostitución

[5] Ex 22:25, Lv 25:35-37, Dt 15:7-9, 23:19-20, Sal 15:5 (14:5)

[6] 1Ti 2:9, 1Pe 3:3

[7] 1Co 7:39, 11:3, 14:34, 1Pe 3:1

[8] Tit 2:5

[9] 1Ti 3:11

[10] 1Co 14:34, Ti 2:5

[11] 1Ti 3:2

[12] Ef 5:25, Col 3:19, 1Pe 3:7

[13] Jer 7:11, Mt 21:12-13, Mr 11:15-17, Lc 19:45-46, Jn 2:13-17

[14] 1Jn 4:1

[15] Lupanar, significa casa de prostitutas.

Lenocinio, aunque también se usa para referirse a casas de prostitución, se refiere además a lugares donde se encubren o efectúan relaciones sexuales ilícitas.

[16] Ex 22:25, Lv 25:35-37, Dt 15:7-9, 23:19-20, Sal 15:5 (14:5)

[17] Mt 19:1-9, Mr 10:1-12, Lc 16:18, 1Co 7:10-11

[18] Equivalente a Dt 24:1, Mt 5:31; 19:1-9, aunque en el Nuevo Testamento según palabras de Jesús lo correcto es no divorciarse Mr 10:11, Lc 16:18; porque el divorcio fue autorizado por Moisés a causa de la debilidad humana Mt 19:8.

[19] Se abrevia «RD». Porción que constituye la “Quinta ley” del Libro Las Cinco Leyes. En ella se describen los derechos, obligaciones y características de los distintos integrantes del sacerdocio de la iglesia.

[20] Ap 7:4-8

[21] Ver nota (m) al articulo 29 de la Constitución de la Iglesia, página 177 .

[22] Ver nota ( 68 ) al articulo 31 de la Constitución de la Iglesia, página 181 .

[23] 2R 2:11 (IV Reyes 2:11)

[24] Ap 16:16

[25] Ap 20:13

[26] Ap 20:14-15

[27] Este texto es una adición, como posiblemente lo sea toda la sección titulada Régimen Divino, lo interesante sería conocer quién redacto estas partes; pero no es posible remover esta parte del texto pues el resto perdería su secuencia y no existe evidencia suficiente para remover todo el Régimen Divino.

[28] Este dato se basa en una tradición católica que dice, que en el monte Carmelo el profeta Elías fundó una comunidad de eremitas dándoles el color café como distintivo; esta tradición es fielmente conservada por la orden llamada Carmelitas que se fundó por San Bertoldo hacia 1150. Fuera de esta tradición, el único nexo del monte Carmelo con Elías es, que tanto el como Eliseo vivieron ahí como lo sugieren los textos tales como 2R 4:25, y que fue ahí donde Elías venció a los profetas de Baal y de Asera 1R 18; 19:1-2.

[29] La referencia exacta del mensaje a cada iglesia es esta: Efeso 2:1-7; Esmirna 2:8-11; Pérgamo 2:12-17; Tiatira 2:18-29; Sardis 3:1-6; Filadelfia 3:7-13; Laodicea 3:14-22

[30] Ap 2:4-3:22

[31] Ap 13:18

[32] Palabra no definida @

[33] Es decir en el equinoccio de primavera. Los equinoccios son los momentos en que los días son duran igual que las noches porque el sol se encuentra a igual distancia de cada polo, y esto ocurre dos veces al año en el equinoccio de primavera el 20 o el 21 de Marzo y en el de otoño el 22 o el 23 de septiembre. En contra parte los solsticios son los momentos en que el sol se encuentra más alejado del ecuador, así el solsticio de verano ocurre del 21 al 22 de junio, y el de invierno del 21 al 22 de diciembre. Para una consideración más detallada vea el anexo titulado Cronología Eliasista en la página 282 .

Inicio de página

 

 

e-mail

© Asociación para Estudios de Filosofía Espiritualista A.C.

México 2000