Página principal - Índice - Página anterior - Siguiente página

 

ROQUE ROJAS : vida y ministerio

   

            Roque Rojas es la persona a quien se considera autor del Último Testamento, por tal motivo en este anexo, presentamos un resumen de su vida y de su ministerio.

            Existen muy pocos datos confiables acerca de Roque Rojas, la mayoría de ellos son solamente breves referencias de contenido más místico que histórico, y que se han mantenido por tradición oral dentro de las distintas corrientes religiosas eliasistas o espiritualista, siendo algunas de ellas contradictorias lo que indudablemente limita su credibilidad.

            Sin embargo, a fines del siglo pasado un regiomontano de nombre Gregorio Baldomero puso por escrito la biografía de Roque Rojas, versión que según Gregorio Baldomero le fue relatada el 30 de diciembre de 1874 por el propio Roque Rojas. En esta biografía, con un estilo novelesco se narra quienes fueron los abuelos paternos de Roque Rojas, como se conocieron sus padres, la infancia de Roque Rojas y se detiene la narración después de que Roque Rojas se da cuenta de que el es el mesías prometido. No obstante, su mismo estilo novelesco la hace abundar en detalles poco relevantes desde el punto de vista histórico.

            Dicha biografía ha sido reimpresa en varias ocasiones, una de ellas en los sesenta editada por Carlos Coba con el titulo “En México nació la luz”. Existe otra parte de la biografía escrita por Gregorio Baldomero, donde habla del ministerio de Roque Rojas y su muerte, desafortunadamente tal parte casi no ha sido difundida.

            También en los años sesenta, Amaury Leal editó “Los datos biográficos del mesías mexicano señor don Roque Rojas”, que no es otra cosa sino la biografía completa de Roque Rojas que escribiera Gregorio Baldomero; pero en una forma más resumida; y es esta versión editada por Amaury Leal, la que mayor difusión ha tenido. El resto de historias sobre la vida y obra de Roque Rojas, como ya se comentó, provienen de fuentes menos confiables. Sin embargo, a pesar de las diferencias entre las historias y de las escasas pruebas existentes, la Asociación en este anexo presente de forma breve y ordenada un resumen de la biografía de Roque Rojas, aclarando que para la mayoría de los datos no existe evidencia sólida que los respalde [1] y se presentan aquí, para que el lector pueda tener una idea más amplia entorno al escritor del Último Testamento.

 

            Roque Jacinto Rojas Esparza, es el nombre completo del escritor del Último Testamento, aunque algunos de sus seguidores han dicho que su nombre es José Roque, nació el domingo 16 de agosto de 1812 en la calle del Indio triste # 8 (ahora correo mayor) de México D.F. Hijo único del matrimonio formado por Manuel Rojas Cifuentes y Dolores Isabel Esparza.

            La tradición establece que por línea paterna Roque Rojas descendía de judíos piadosos que creían que el mesías prometido al pueblo de Israel nacería en su familia; y esta creencia se supone tenía Pedro Rojas (abuelo de Roque Rojas), quien era un carpintero proveniente de Cataluña, España; que habiendo fallecido sus padres viajo a México (en aquel entonces la Nueva España) en busca de mejor fortuna. Por diversas circunstancias entró a trabajar primero como palafrenero [2] y posteriormente como carpintero en la casa de Andrés Cifuentes y su esposa Albina de Moncada, condes de Machuca (bisabuelos paternos de Roque Rojas); donde conoció a la hija de estos, llamada Dolores Cifuentes con quien contrajo matrimonio.

            De este matrimonio formado por Pedro Rojas y Dolores Cifuentes hubo dos hijos; la primera una mujer de nombre Engracia Rojas, y el segundo un varón de nombre Manuel Rojas (padre de Roque Rojas) quien se casó con Dolores Esparza Ortega (madre de Roque Rojas) hija de Luis Esparza y Sofía Ortega (abuelos maternos de Roque Rojas) a quienes la tradición señala como indígenas otomíes provenientes de un pueblo llamado San Francisco Magú en el Estado de México, y descendientes de un sacerdote otomí quien en visiones observó como su pueblo era dominado por los españoles; pero también en esas visiones recibió la promesa de que en sus descendientes nacería un redentor que vendría a liberarlos de la esclavitud.

            Los padres de Roque Rojas (Manuel Rojas y Dolores Esparza) se casaron el lunes 30 de julio de 1810 en el templo de San Felipe de Jesús en la ciudad de México. Aquí conviene resaltar que debido a un error en la edición de la biografía editada por Amaury Leal, algunos creen que la señora Engracia Rojas (antes mencionada) fue hermana mayor de Roque Rojas, cuando en realidad fue hermana mayor pero de su padre; es decir fue tía de Roque Rojas.

 

Genealogía de Roque Rojas 

            Según se afirma, extraordinarios eventos rodearon el nacimiento de Roque Rojas, por ejemplo, se dice que antes de nacer lloró en el vientre de su madre en tres ocasiones, y que al nacer una luz irradiaba de su cuerpo, la cual desapareció como a la media hora de haber nacido. También se afirma que Roque Rojas fue bautizado por el párroco Filogonio Quezada en el templo de la Soledad de Santa Cruz Acatlán, Estado de México; teniendo como padrinos a Juan López Montiel y su esposa Carmen Ortíz, y en ese momento unas palomas se posaron sobre él cantando.

            A lo largo de su niñez realizó otros prodigios, sin embargo a los 14 años su madre fallece de pleuresía; por lo que en 1828 su padre con el apoyo de Juan López Montiel (padrino de Roque Rojas) lo envía al seminario de la ciudad de México, tiempo en el cual fray Antonio Vázquez era rector. Aquí estuvo hasta 1831, es decir tres años durante los cuales se dice que ocurrieron distintos prodigios entorno a él. Además se destacó por su apego a la disciplina y su gran capacidad para disertar sobre temas teológicos; también durante su estancia despertó la envidia de un fraile llamado Luis Gonzaga de la Cruz quien aprovechó la muerte del padrino de Roque Rojas que era quien le sostenía los estudios, para lograr que ya no pudiera permanecer en el seminario.

            Roque Rojas regreso al lado de su padre y durante los siguientes años aprendió distintos oficios, que la tradición dice que fueron veintidós, ejerciendo en especial el oficio de grabador en la imprenta de Leocadio Torres en la calle de acequia #3 en la ciudad de México, así como también en las imprentas Murgía y de Joaquín Abadiano Mendiola.

            Posteriormente se caso con Guadalupe Arias Malanco, perteneciente a una familia originaria de Zumpango de la Laguna, en el Estado de México; con quien tuvo dos hijos Delfino que murió a los pocos meses de nacido y Carolina. Después llegó a ser juez del registro civil de Iztapalapa de 1860 a 1861, aunque algunos dicen que fue hasta 1862.

            La noche del domingo 23 al lunes 24 de junio de 1861, encontrándose Roque Rojas en Iztapalapa, despertó y vio al ángel Gabriel que le decía que se levantara y fuera hacia atrás del calvario por la zona de los canales, después de dudarlo un poco, finalmente obedeció, y mientras esperaba pacientemente en el lugar indicado tuvo la siguiente visión: «apareció ante él un triángulo de color oro pálido y en el centro del triángulo un sol rojo vivo con destellos amarillos y cara de hombre, y más arriba del triángulo una blanquísima paloma, como si fuera de nieve, volaba y de su pico caían gotas de luz que lo bañaban de cabeza a pies, entonces oyó una trompeta dar tres toques y una voz fuerte le dijo; “Tú, eres el Elías prometido para estos tiempos”. En ese momento una mano salió del triángulo y con una vara tocó la tierra y la voz le dijo; “yo te lo digo en mi nombre que soy el padre”, y nuevamente oyó sonar tres veces la trompeta y la voz dijo; “yo te lo digo en mi nombre que soy el hijo”, entonces una cruz descendió del cielo se posó sobre la tierra y desapareció, y la voz hablo nuevamente diciendo; “yo te lo digo en mi nombre que soy el Espíritu Santo”. En ese momento empezó a oír una música sublime y la paloma se posó sobre su cabeza y desapareció. La mano que había salido del triángulo volvió a tocar tres veces la tierra con la vara y escucho varias voces decir; “esta es la venida de Elías el prometido; finalmente la visión fue desapareciendo». A partir de aquella fecha Roque Rojas se dedicó con mayor ahínco a cumplir su misión.

            Se relata que durante tres años efectuó su ministerio en distintas partes de la república, realizando distintos prodigios y recibiendo múltiples revelaciones, de las cuales las más importantes se encuentran en el Último Testamento. Durante los años siguientes a la revelación de Iztapalapa (como se le llama al evento antes descrito), se le atribuyen milagros como por ejemplo; haber sanado a su esposa, siendo ella la primera en recibir tal beneficio una vez iniciado el ministerio; otros prodigios que se le atribuyen son: hizo hablar a una muda de nacimiento de nombre Petra Ortíz, devolvió la vista a Onofre Martínez, curó de parálisis a un juez del pueblo de San Andrés, y tal vez el más conocido fue el haber resucitado a Refugio Valverde después de dos días de muerta.

             En el pueblo llamado El Chico del estado de Hidalgo, un sacerdote católico de nombre Lindoro Hiedra, junto con Tirso Pagola después de abrir un arca, escupir, pisotear una representación del sello séptimo intentaron matarlo junto con otras personas, pero se salvo gracias al oportuno aviso de Desideria Tello esposa de Tirso Pagola y con la ayuda de Andrés y Tomás Tello, hermanos de Desideria y poseedores de la representación del primer y tercer sello respectivamente.

            Finalmente Roque Rojas fallece en la casa de Isabel Viveros de García ubicada en la calle de niño perdido # 18 de la Ciudad de México el 18 de mayo de 1879 a las 07:00hrs. Sus restos son depositados en la cripta de la familia Arias-Malanco en el panteón civil de dolores, y posteriormente son trasladados a una fosa particular en el panteón jardín donde se encuentran hasta la fecha. [3]

 

            Por otra parte la tradición espiritualista trinitaria mariana afirma que Roque Rojas acudía frecuentemente a la zona conocida como “Los Dínamos” localizada en la delegación Magdalena Contreras D.F. donde según relata la tradición “al ser perseguido por los soldados se refugio en una cueva ubicada al lado de un río, lugar en donde Dios le proveía de alimento hasta que hubo pasado el peligro y regreso a continuar su labor; y posteriormente encontrándose en dicha cueva Dios envió un carruaje de fuego que lo levanto al cielo no volviendo a verlo ojos humanos, por eso «la cuevita» es conocida como la tumba de Roque Rojas”.

            Esta segunda narración sobre la muerte de Roque Rojas es errónea pues mezcla eventos diferentes. Por un lado existe una creencia muy arraigada en la tradición eliasista y espiritualista de que Roque Rojas acostumbraba ir al campo a meditar y orar; pero la tradición eliasista señala que su lugar predilecto era el llamado “Cerro de la Estrella” ubicado en la delegación Iztapalapa, D.F. lo cual resulta más confiable por dos razones; primera: Roque Rojas se supone obtuvo sus revelaciones en la zona de Iztapalapa; segunda: Iztapalapa es llamada en el Último Testamento “tierra santa”. [4] La persecución por soldados y el refugio en una cueva son parte de una historia narrada en la tradición eliasista que describe a Roque Rojas perseguido por soldados franceses del emperador Maximiliano y refugiándose en una cueva del cerro de la estrella donde al llegar los soldados sólo ven un sol radiante. El problema radica en que el cerro de la estrella tiene varias cuevas y es muy difícil precisar a ciencia cierta cual sería la empleada por Roque Rojas.

            Y por otro lado el refugiarse al lado de un río y la partida en un carruaje de fuego son eventos que le ocurrieron al Profeta Elías Tisbita como se describe en la Biblia (Ver anexo titulado El profeta Elías, página 274) mucho tiempo antes. De esta forma al decirse que Roque Rojas y el profeta Elías eran la misma persona surgió esta confusión.

            La cueva mencionada por la tradición espiritualista se encuentra al lado de una cascada en el segundo dínamo, en la delegación Magdalena Contreras; D.F.

           

...Para conocer otras fechas en que Roque Rojas tuvo revelaciones, vea el anexo titulado Índice cronológico, página 300.

 

Vida y Ministerio de Roque Rojas

Fecha

Acontecimiento

16 de agosto de 1812 (domingo)

Nacimiento de Roque Rojas

1826

Muere su madre

1828

Ingresa al seminario de la Ciudad de México

1831

Sale del seminario

23-24 de junio de 1861 (domingo-lunes)

La Revelación de Iztapalapa; Dios Todopoderoso le dice que él es el Elías prometido

24 de diciembre de 1863 (jueves)

Consagra a los 24 primeros sacerdotes siendo 12 varones y 12 mujeres, de las cuales 7 son vírgenes y se les pide voto de castidad

28 de marzo de 1869 (domingo)

Entrega las representaciones de los 7 sellos; e inicia la tercera era

18 de mayo de 1879 (domingo)

Muerte de Roque Rojas a los 66 años 9 meses 6 días. En el año 10 de la era Elías

Asociación para Estudios de Filosofía Espiritualista A.C.

 


Inicio de página

 


NOTAS


[1] Esta aclaración se hace ya que la Asociación tiene un proyecto de investigación que incluye el conocer la biografía de Roque Rojas, pero los resultados han sido desalentadores, por ejemplo basta comentar que se han revisado los archivos del lugar donde se supone fue bautizado Roque Rojas, abarcando unos 100 años entorno a 1812 y no se ha encontrado registro alguno sobre él. Ni si quiera el nombre del párroco que lo bautizo aparece. Queda entonces a criterio del lector creer, como dicen algunos seguidores de Roque Rojas, que existe una conspiración secreta que ha tratado de borrar toda huella de su existencia; o puede creer, como dicen otros seguidores, que Dios Todopoderoso se ha encargado de borrar todo rastro de Roque Rojas sobre la tierra que no sea necesario para la verdadera fe en Dios, minimizándolo como hombre pero exaltándolo como su mesías; o tal vez prefiera creer como dicen otros, que los datos biográficos existentes hasta ahora son solo mentiras para que la gente continúe creyendo en él.

[2] Es decir; el que trabaja con los caballos, generalmente quien los lleva del freno.

[3] Este último dato sí ha podido ser corroborado ya que la fosa se encuentra en el panteón jardín de la delegación Alvaro Obregón en el D.F.

[4] Ver AE 1:7, An 73 y 77.

Inicio de página

 

 

 

e-mail

© Asociación para Estudios de Filosofía Espiritualista A.C.

México 2000