Pero si alguien les anuncia un evangelio distinto del que ya les hemos anunciado, que caiga sobre él la maldición de Dios, no importa si se trata de mí mismo o de un ángel venido del cielo. Gl 1:8

Eventos próximos

No events

Suscríbase al boletín

Acceso

Quien esta en Línea

Hay 179 invitados y ningún miembro en línea

Exhortación a las facultades de cátedra


La preparación de quien transmite el mensaje divino en las cátedras inicia por tener un conocimiento profundo, una madurez espiritual y criterio amplio; además debe ser capaz de razonar y discernir, lo que lee y lo que escucha, ya que solo así podrá diferenciar lo que es de origen divino.



La verdad es una sola y absoluta; porque hay un solo Dios y debemos esforzarnos para alcanzar esa verdad. Pues lo que el hombre dice tener como verdad es incierta, carente de firmeza. Por ello la importancia de la preparación; esta preparación no solo depende de como se alimente el hombre o de su nivel académico y económico; sino, de la importancia que tenga para él la ley de Dios.

Tengamos cuidado en NO improvisar con personas que al no tener el cuidado debido, ni el respeto que el mensaje de Dios merece, no están debidamente facultados para transmitir el mensaje de Dios, porque la responsabilidad no solo será del que intenta transmitir; sino también del que dirige, pues ambos deberán responsabilizarse de que las palabras que entregan, tengan fundamento en la única fuente que es Dios.

Alerta vivimos en tiempos de engaño y de gran confusión, todo mensaje deberá ser analizado minuciosamente, que sea claro, que tenga un orden y basado siempre en la ley de Dios; ya que de no hacerlo corremos el riesgo de que creyendo ser orientados por nuestro señor Jesucristo, seamos sorprendidos por espíritus turbados, quienes utilizando la voluntad del hombre nos hagan escuchar mentiras y sentir humano.

Seamos sinceros en ese análisis y reconozcamos cuando se nos invita a enmendar nuestras faltas, y no supongamos que el mensaje será verdadero únicamente cuando venga a elogiarnos y nos llame por nuestro nombre.

El mensaje de Dios es para toda la humanidad y no para unos cuantos, dejemos de ser de los que solo buscan escuchar lo que quieren y no lo que deben.

Comentarios   

0 #2 gerardo10 19-06-2016 00:05
buen día tengas Alejandro
yo que sepa no existe tal marca en la nuca, la persona es escogida por atributos especiales que lleva desde su nacimiento- la marca la da Dios Padre y es para toda tu existencia en este plano y debes cumplir, pero el te pregunta si estas dispuesto a tomarla en tus manos.
Citar | Reportar al moderador
0 #1 alejandro 04-05-2013 17:38
Como discernir que se trata de un mensaje auténtico de Dios y no de un espíritu turbado y viceversa, otra de las cosas como logro poner mi mente en blanco y cómo sé si una persona es escogida para dar la palabra(obviame nte con previa preparación). Algunos me dicen que la persona que está escogida tiene una endidura a la altura de la nunca(detrás del cerebro). Espero respuesta.
Citar | Reportar al moderador

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar